Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegacion en nuestro sitio web.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí:
  • Inicio
  • Noticias
  • Los deportistas Ezen triunfan en la Gala del Deporte de Ferrol
En qué consiste la valoración del suelo pélvico que se realiza desde la fisioterapia

En qué consiste la valoración del suelo pélvico que se realiza desde la fisioterapia

En EZEN Salud y Rendimiento, a través de nuestro departamento de fisioterapia, disponemos de una unidad de suelo pélvico y por ello queremos informaros con detalle sobre este servicio.

De forma sintetizada podemos decir que es una valoración preventiva o rehabilitadora del suelo pélvico. Pero más adelante lo veremos con más detalle.

Para empezar, veamos cuáles son los pasos a seguir en una valoración de suelo pélvico.

1º Entrevista clínica

En primer lugar, realizamos una entrevista clínica en la que consultamos a la persona interesada diferentes cuestiones sobre la micción, defecación, relaciones sexuales… En el caso de las mujeres, también les consultamos sobre su historial ginecológico, obstétrico, si han estado embarazadas, etc.

Del mismo modo, le preguntamos sobre sus hábitos alimentarios o actividad física. Con el fin de corregir posibles alteraciones que tengan que ver con un adecuado funcionamiento del suelo pélvico.

Toda esta información es muy relevante para establecer una correcta valoración del suelo pélvico.

2º Consentimiento

Tras la entrevista, procedemos a la firma del consentimiento informado. Es un documento donde se explica que la valoración física que vamos a realizar es una valoración intracavitaria (vía vaginal y/o rectal) para la que necesitamos la autorización del paciente.

3º Valoración postural

Una vez firmado el consentimiento informado, procedemos a realizar la explicación física. De pie (la postura se relaciona con alteraciones del suelo pélvico), en camilla (pruebas de respiración, abdominales…) y finalmente la exploración en sí del suelo pélvico.

4º Exploración externa del suelo pélvico

En este punto comprobaremos cómo es el área genital de la persona, su coloración, los tejidos o si existen cicatrices . Así mismo, realizaremos otras comprobaciones mediante la contracción del suelo pélvico y otros métodos.

5º Valoración intracavitaria del suelo pélvico

Realizada la exploración externa, procederemos con valoración intracavitaria del suelo pélvico. Analizaremos el estado de la musculatura, su tono, la fuerza de los músculos de esta zona y la posición de los órganos pélvicos.

6º Propuesta de tratamiento

Tras los pasos indicados, le expondremos al paciente la situación, lo que hemos detectado.

Y si es necesario comenzar con un tratamiento de suelo pélvico le indicaremos el número de sesiones que consideramos necesarias, cómo se van a realizar, tareas que debe hacer en casa, etc. Es decir, una visión global de cómo sería todo el proceso y de forma concisa y transparente.

En qué consiste la valoración del suelo pélvico que se realiza desde la fisioterapia

En qué se diferencia de la valoración ginecológica la valoración realizada desde la fisioterapia

La valoración del suelo pélvico desde la perspectiva de la fisioterapia no es la misma que desde la ginecología. La fisioterapia busca encontrar posibles alteraciones funcionales, tanto en los músculos como en las estructuras del suelo pélvico; mientras que la ginecología pretende prevenir y detectar alteraciones de los órganos reproductores, enfermedades de transmisión sexual, cáncer ginecológico, cáncer de mama…

Por ello ambas valoraciones son diferentes y no tienen el mismo objetivo, ni se realizan del mismo modo.

Ambas valoraciones son complementarias

Lo más recomendable sería hacer las dos valoraciones y de esta forma conseguir una visión más global. Son complementarias y nos ofrecerán un análisis más completo.

Situaciones en las que es aconsejable una valoración del suelo pélvico realizada desde la fisioterapia

  • Después de dar a luz.
  • Si quieres quedarte o embarazada o si ya lo estás y ha transcurrido el primer trimestre.
  • Deportistas que practican ejercicios de impacto o deportes hiperpresivos.
  • Si sufres estreñimiento crónico.
  • En caso de dolores lumbares o pélvicos.

No obstante, lo recomendamos en cualquier situación en la que sientas que algo no está como debería. Es mejor prevenir y realizar una valoración con un/una fisioterapeuta especialista en suelo pélvico.

Por ello, si quieres realizar una valoración de suelo pélvico o tienes cualquier duda al respecto, puedes ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos.

información

Apartados web

EZEN